logo

VERMONT SCHOOL, CREANDO NUEVOS HÁBITOS ALIMENTICIOS

Por: Carolina López Echeverri – Nutricionista Dietista

La alimentación es uno de los factores externos que más influyen en la salud y el desarrollo de los niños. Razón por la cual desde el restaurante escolar del Vermont School estamos creando nuevos hábitos alimenticios,proporcionando las calorías que ellos necesitan a través de un menú equilibrado, inocuo y apetitoso. Además que es el momento y el espacio para reforzar hábitos higiénicos y alimentarios saludables, promoviendo la convivencia en la mesa, aprender sobre las cantidades y el tipo de alimentos que se deben consumir diariamente.

Pilar de vida saludable

El pilar de vida saludable del Vermont School tiene tres ejes que trabajan el bienestar físico, bienestar emocional y el bienestar nutricional, este último liderado por el Departamento de Nutrición. Allí realizamos el seguimiento de peso y talla de cada uno de los estudiantes, con el fin de desarrollar menús [D1] [CLE2] acordes a las necesidades nutricionales y calóricas en las que se encuentran cada uno de los alumnos.

Nuestro departamento está conformado por la nutricionista, una ingeniera de alimentos, psicólogo y Dirección de cada sección académica, la Dirección Administrativa y Financiera, el comité de alimentación de padres de familia y el Rector. Tenemos la gran responsabilidad de dar tranquilidad con los menús, gramajes e inocuidad de los alimentos consumidos en el restaurante escolar. También que estén diseñados y pensados día a día para cubrir las necesidades nutricionales y garantizar la seguridad alimentaria de la comunidad educativa.

Desde nuestro grupo interdisciplinario de profesionales que conforman el PILAR DE VIDA SALUDABLE, trabajamos constantemente para crear consciencia y mejorar estilos de vida, hábitos alimenticios saludables, al igual que los indicadores de peso y talla.

Estudiando la población estudiantil

En septiembre de 2017 realizamos el primer tamizaje (toma de peso y talla) del año escolar 2017-2018 y encontramos los siguientes resultados: de una población de 215 alumnos de la sección de primaria, 126 alumnos presentan bajo peso severo, de acuerdo a las clasificaciones de peso para la estaturay peso para la edadde la Organización Mundial de la Salud (OMS). Interrogando a nuestros queridos niños, detectamos conductas alimentarias inapropiadas como el bajo consumo de frutas, verduras y alimentos con altas fuentes de proteína. Por lo cual, tomamos medidas y planes de acción en pro de la mejora del estado nutricional de los alumnos y de toda la comunidad educativa.

Por consiguiente hacemos un llamado a la acción desde los hogares de la familia Vermont School creando prácticas más conscientes en torno a la seguridad alimentaria de sus hijos, sobre todo cuando se envían alimentos desde casa.

Hábitos alimenticios saludables

Aquí hacemos un listado de algunas prácticas que mejoraran la alimentación, permitiendo que se vea reflejado en la mejor calidad de vida de nuestros hijos y por ende un mejor rendimiento académico:

 

–       Envía alimentos con buena fuente de proteína, acorde a los requerimientos proteicos de tu hijo, vitales para la formación de músculos, huesos, cartílago, piel y sangre.

–       Envía alimentos que no se descompongan fácilmente.

–       Envía frutas y verduras, o preparaciones como ensaladas que son esenciales para aportar vitaminas y minerales necesarios para el constante crecimiento de nuestros hijos y que actúan como antioxidantes ante diferentes tipos de enfermedades.

–       Que tu hijo coma un pequeño tentempié antes de ir al colegio para que no sea un ayuno prolongado hasta el desayuno.

–       Cuida los gramajes, son desproporcionados para la edad de los niños, las porciones no deben ser demasiado grandes o demasiado pequeñas.

–       No envíes alimentos tipo snacks, su alto contenido de grasa conducen a enfermedades cardiovasculares y su alto contenido de sodio influyen en el riesgo de sufrir hipertensión arterial a temprana edad. De igual manera este tipo de productos contienen tartracina,  sustancia que les da color amarillo,  la cual está implicada encambios del estado de ánimo, hiperactividad, ansiedad, trastornos del sueño, alergias como rinitis o picazón cutánea y tos espasmódica.

–       Cuando los niños no desayunan ni almuerzan en el restaurante, evita que solo compren en la tienda escolar o que tengan largos periodos de ayuno; Ya que esto conlleva a la disminución de la glucosa en sangre, que se comiencen a utilizar las reservas de proteínas de los tejidos las cuales dejan de utilizarse para funciones de crecimientos en estos grupos de edad, la cual es su función principal.

–       No envíes desde casa almuerzos con alimento tipo “comidas rápidas”, los más comunes sánduches donde su fuente proteica es carne fría que tiene alto contenido de sodio, o los sánduches sin ningún aporte proteico, solo pan y mermelada. Estos no aportan nada nutritivo a su día.

–       No envíes gaseosas, estas son bebidas que se caracterizan por su alto contenido de azúcar.

–       No envíes jugos de cajita “con adición de fruta” y vitaminas que son, más azúcar que nutrientes donde el porcentaje de fruta es muy bajito y el de azúcar demasiado alto.

–       No le ofrezcas sopas instantáneas o alimentos demasiado procesados de alto contenido calórico y altas en sodio.

 

La seguridad alimentaria de los niños y su estado nutricional es parte fundamental de su desarrollo; por eso su alimentación es recomendable que esté a cargo de manos profesionales en el tema, como el programa de Nutrición del Vermont School, que promueve en los alumnos hábitos alimentarios saludables, que finalmente vigila tanto el peso y la talla, como el consumo óptimo y oportuno de los alimentos en el comedor.

Esta es una invitación para comprometernos todos como comunidad con la alimentación de nuestros estudiantes, futuro de nuestro país y la razón de ser de nuestro Vermont School.

Next

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Información de contacto
  • Indiana Mall km 2 Vía la Fe, El Retiro, Antioquia.
  • (4) 386 0440